sábado, 31 de diciembre de 2011

MARIO INCHAUSTI GOITIA

Fruto de la colaboración entre páginas es este post sobre otro cancerbero vasco. El buenísimo y completísimo blog sobre la historia bética http://www.manquepierda.com escrito por Alfonso del Castillo, me ofrece sobre este personaje -al que ya conocía- la información que se me negaba y no conseguía encontrar. Así que me pongo el antifaz y haciendo de nuevo (y van…) gala de salteador de caminos en la web, me propongo daros cumplida información sobre la vida y milagros de un portero que tuvo que emigrar a tierras lejanas siendo muy niño para asimilar el entramado del mundo de los tres palos.

Los diferentes sitios que he visitado no se acaban de poner de acuerdo sobre su lugar de nacimiento si fue en Bakio o en La Habana, así que daré por bueno el que dice que nació en el País Vasco y que de muy joven emigro a Cuba.

Mario Inchausti Goitia, nació el 3 de Junio de 1915 en Bakio (Bizkaia).

Mario Inchausti aprendió a jugar al fútbol en La Habana. Allí, adonde fue con sus padres cuando apenas si contaba cinco años, en el colegio de Belén, empezó su vida deportiva. Y, cosa rara, desde el primer momento mostró predilección por el ingrato puesto de portero. Años más tarde volvió a España. En Orduña, en el colegio de los Padres Jesuitas, continuó sus estudios. Como es natural, fue incluido en el equipo, pero de ala izquierda. Inchausti, ante la posibilidad de que hubiese un candidato con mayores méritos, no quiso descubrir sus preferencias. Y lo hizo tan mal, que fue retirado del once… En 1932 fue a Zaragoza. Pronto encontró sitio en los equipos universitarios y así empezó su nombre a rodar por el “mundillo deportivo zaragozano”. El Zaragoza F.C. consiguió que Mario pasase a su cuadro amateur como suplente del portero. En 1936 jugo como titular la final de la Copa que perdió en Mestalla contra el Sevilla por 3 a 2. Aquella misma temporada ascendió el Zaragoza a la Primera División. Inchausti había jugado también en el primer equipo varias tardes, cubriendo la ausencia de Lerín…
La contienda paralizó la competición. Sin embargo, durante los años que duró la guerra, Inchausti fue seleccionado para integrar un equipo que disputó varios encuentros en diferentes ciudades contra regimientos militares. La finalidad de dichos torneos era recaudar fondos destinados a los hospitales y los soldados que combatían en el frente.

Durante la guerra civil se alinea en diversos amistoso con el Alavés y el Zaragoza. En la temporada 1939-40 el Real Zaragoza se estrenó en Primera División, siendo Inchausti su portero titular.  En 1940 es traspasado al Betis, con el que juega en la temporada 1940-41. A muchos extraño la elección de Sevilla para jugar en el Betis en Segunda División y más cuando procedía del Zaragoza, pero su explicación en una entrevista al MARCA fue que en el Betis tenia mas alicientes, como el ascenso a Primera y además allí en Sevilla podía acabar sus estudios de medicina.

Al finalizar la temporada es traspasado al Real Madrid por 50.000 pts, con el que juega una sola temporada, ya que una grave lesión en un partido amistoso frente al Córdoba le aparta del fútbol. Ello le impidió continuar en el equipo madrileño cuando finalizó su contrato.

Entonces, regresó al Zaragoza con el que entrenó durante tres meses, aunque debido a la imposibilidad de volver a ser el de antes, decidió retirarse de la práctica activa del fútbol. Sólo tenía 26 años.

Posteriormente, como entrenador dirigió a varios equipos, todos ellos de segundo orden y en el ámbito regional: el Universitario, el Huesca y la Sociedad Deportiva Arenas de Zaragoza, entre otros.
En décadas posteriores, siguió ligado al deporte rey, pero en puestos directivos. Así formó parte de la directiva del Comité Aragonés de Entrenadores con Antonio Teixeira, presidente fundador. Más adelante, Inchausti fue presidente de dicho Comité hasta 1990, cuando abandonó el mundo del fútbol.

Selección.
En  plena Guerra Civil, España concertó dos partidos con Portugal, el seleccionador, Amadeo García Salazar, convocó a un grupo de jugadores jóvenes que en unión de las cuatro o cinco figuras conocidas ya, habían de proporcionarle el equipo que se enfrentase contra la selección lusitana… Y de ese grupo de “glorias jóvenes” salió Inchausti.

Fue como suplente de Guillermo Eizaguirre a jugar los dos partidos con la selección española casi por casualidad. Ya que cuando fue liberado Bakio, donde le sorprendió la guerra, fue destinado al Regimiento de Artillería de Loyola y al celebrar las pruebas para la selección en San Sebastián tuvo la suerte de encontrarse cerca y fue seleccionado para ir a Vigo y a Lisboa.

Mario Inchausti falleció el 2 de Mayo de 2006 en Zaragoza a los 91 años de edad.

EQUIPOS
  • Zaragoza, 1935/36
  • Alavés, 1937/38
  • Zaragoza, 1938/40
  • Betis, 1940/41
  • Real Madrid, 1941/42






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada