martes, 8 de febrero de 2011

JOAQUíN RASERO

Pocas veces os podéis encontrar con un personaje que haya sido a su vez, presidente y entrenador y portero del club en el que militaba y además árbitro de fútbol. La historia está llena de anécdotas curiosas, pero esta se lleva la palma.

Mi deseo de aprender sobre la historia de los porteros, es bastante más grande que mi incultura sobre el tema, solamente me sacan de mi ceguera porteril los libros que suelo comprar, como el que acontece a continuación. Lo compre en uno de mis viajes a Pamplona, ya que aquí me fue imposible encontrarlo, ni por internet siquiera era capaz de hacerme con él. Así que aproveche el viaje y me lo traje (no quería rimar, pero mira tú por dónde). Yo sabía de su existencia por algún artículo en prensa y se trata del libro: “OSASUNA 90 años de historia en rojo 1920 – 2010”, editado por el Diario de Navarra, y hasta sus oficinas tuve que ir a comprarlo.

La historia de este guardameta está ligada firmemente a Osasuna, ya que fue uno de sus fundadores, ni que decir tiene que fue el primer portero del club rojillo, su primer entrenador  y su primer presidente. Al final y echándole un poco de cara al asunto, os contare un poco de la historia de los comienzos del club, sazonada con un poco de la del guardameta, ya que no he podido recabar más información.

Joaquín Rasero, no sé el año de su nacimiento, supongo que hacia 1895, ya que no está registrado en ningún libro ni web que yo sepa, tampoco se el lugar de nacimiento, pero imagino que en Pamplona (Navarra) (Si hay alguien que lea el blog y me pueda facilitar estos datos se lo agradecería).

La fundación del Club Atlético Osasuna se remonta al año 1920, sin que haya constancia del día y el mes exacto de su nacimiento. No obstante, las crónicas de la época señalan que fue un miércoles de noviembre. Los pamploneses, tras la disolución de varias entidades futbolísticas, se negaron a que este deporte desapareciese de Navarra. Para ello comenzaron las reuniones entre los miembros de diferentes entidades deportivas; primero se fundó la Sociedad Sportiva. Se realizó una colecta para comprar un balón y equipaciones, con el fin de poder jugar diferentes partidos contra equipos militares de la época, que se disputaban en la Media Luna.

Diferencias internas en la Sociedad Sportiva provocaron una escisión y el nacimiento de una nueva sociedad, el New Club. Estas dos entidades deportivas crearon dos comisiones para comenzar los trabajos preliminares de fundación de un nuevo Club. Por parte de la Sociedad Sportiva  formaron parte Eduardo Aizpún, Francisco Altadill y Gerardo Arteaga; y por parte del New Club, Joaquín Rasero, Augusto Vizcarra y Ángel Goikoetxea. Todas las reuniones se llevaron sin dificultad hasta concluir con una reunión en el Café Kutz, en la que participaron todos los miembros de las dos entidades. Por votación de los allí reunidos se constituyó el nuevo Club que recibió el nombre de Osasuna. El acto de fusión fue firmado por las seis personas que formaban parte de las dos comisiones antes señaladas.

Benjamín Andoian Martínez fue quien dio el nombre al club, Osasuna, palabra que en euskera significa "la salud", también traducido como fuerza o vigor. Poco mas os puedo relatar sobre este portero, solamente la curiosidad del caso.

Rasero fue uno de los jugadores que acudieron en 1920, en representación del New Club, a la unificación con la Sportiva de la que nació Osasuna, también jugo en los dos equipos. Y se involucró en todos los frentes: presidente (dimitiría en 1921 para poder ser árbitro), entrenador y portero. Un auténtico entusiasta del fútbol.

Joaquín Rasero, citado siempre como negociador por parte del New Club, había jugado como portero de la Sportiva (junto a Aizpún, que era defensa) en el partido del 4 de julio contra una selección militar que acabo según dicen las crónicas con empate a un tanto.
Me llegan noticias de un guardameta llamado Joaquin Rasero que jugo en la misma década en el Racing de Santander, pero no puedo asegurar que sea el mismo.

Como siempre suelo decir "el que la sigue la consigue" o lo que es igual "el que siembra recoge". Mira tu por donde que el nieto de Joaquin Rasero -Ignacio para más señas- ha visto esta entrada de su abuelo en este blog y ha contactado conmigo dando luz a mucha mas información de la que hubiese imaginado en un principio, ademas de primera mano, claro esta. por lo tanto y para no quitarle merito al susodicho coloco integro el mail que me envía para dar un poquito más de luz a este gran deportista:



“Buenas tardes. Mi nombre es Ignacio Rasero, soy nieto de Joaquin Rasero. Portero del Osasuna sobre el que tienes una entrada en tu blog. Me ha hecho mucha ilusión leer sobre mi abuelo las historias que había oído mil veces en casa.
Te prometo hablar con mi padre (otro Joaquín Rasero) para que me cuente la historia de mi abuelo o que se ponga en contacto contigo vía mail para resolver las dudas que tienes.
Por cierto, el portero del Racing de Santander que mencionas llamado Joaquin Rasero era mi abuelo. Y no sólo eso, parece ser que también participó en la fundación del Rácing de Santander... así que la historia es aún más curiosa que la del fundador-presidente-entrenador-portero del Osasuna.
Hasta donde yo recuerdo la historia que me contaron es algo así:
Mi abuelo era navarro, no recuerdo donde nació, pero vivió muchos años en un pueblo llamado Ezcaroz. En el valle de Salazar, en pleno Pirineo Navarro. Parece ser que mi abuelo era un pelotari muy bueno. Tanto que le tentaron para irse a jugar profesionalmente a Miami (USA) donde ese deporte era muy popular. Pues bien, resulta que para evitar ese posible viaje de mí abuelo a Miami su empresa le trasladó a una ciudad en la que no se jugara a pelota: Santander.
Parece ser que eso fue un palo para mi abuelo, que era un deportista nato. Pero el pesar no le debió durar mucho pues en Santander había una colonia de ingleses que jugaban a una cosa llamada football. Y allí fue mi abuelo a apuntarse. Supongo que como buen pelotari no debía saber darle patadas a un balón, así debió terminar de portero. Y le gustó.
Según me han contado formo parte del primer Racing de Santander y de algún modo participó en su creación. Pero esa es una información que bebería recopilar con mucho cariño. Creo que mi padre guarda en casa un libro del Racing que explica esa parte de la historia. Su historia posterior en el Osasuna es más conocida.
Finalmente sus años en Santander terminaron y le volvieron a enviar a Pamplona, donde como ya tenía en la sangre el virus del futbol no volvió a la pelota vasca y participó activamente en la fundación del Osasuna como comentas en tu blog.
Otra cosa que no comentas es que como árbitro mi abuelo llegó a pitar una final de copa en el antiguo estadio barcelonés de Montjuic.
En fin, siento el rollo. Pero es que me ha hecho mucha ilusión.
Si puedo conseguirte información adicional no dudes que te la haré llegar.
Un saludo.”
Ignacio Rasero


Parte del texto extraído del libro antes mencionado y de su nieto Ignacio Rasero
Fotos: www.google.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada