martes, 31 de agosto de 2010

TIBURCIO BERISTAIN BERRIOZABAL



En cierto modo me siento muy satisfecho, hinchado de satisfacción diría yo (humm..vamos a llamarlo así), cuando sé que, el portero que he encontrado en esta ocasión, a la inmensa mayoría ni os sonara, yo desde luego tengo que reconocer que pese a mi extensa cultura porteril desarrollada a partir de este humilde blog, no le conocía en absoluto. Pero, me gusta saber cosas que otros no saben y poder enseñarlas luego, así que, después de un arduo trabajo de investigación... articulo aquí, post allá, reseña acuyá,  puedo presentar, y presento a otro guardameta de leyenda. Aunque carente (casi) de fotografías de la época (de la suya por lo menos), he conseguido dos, una… la de la portada, sacada de la página de la Real Sociedad y… otra, que estoy convencido que aunque la encontré en una reseña sobre el, no es suya, pero me sirve para ilustrar el articulo y no voy a desperdiciar la ocasión. Además creo que tiene un cierto parecido con el personaje que nos visita hoy.

Tiburcio Beristaín Berriozábal, nació en Elgoibar (Gipuzkoa) el 6 de diciembre de 1904.

Junto con José Araquistaín Arrieta y José Luis González (tienen su aparte en el blog), son los tres los cancerberos de Elgoibar que ha tenido la Real Sociedad, de un total de diecisiete jugadores nacidos en esta villa.

Pongámonos a suponer que empezó jugando en su pueblo natal, para recalar por arte de birlibirloque (no dispongo de más datos) en Vitoria para jugar en el Deportivo Alavés donde fue fichado por Amadeo García Salazar (Medico que tuvo un papel muy relevante como entrenador y dirigente del Alavés) que fue el principal impulsor del Deportivo Alavés en los años veinte, fichando al mencionado Tiburcio a Ciriaco Errasti y a Jacinto Quincoces entre otros, que le valieron el apelativo de “El glorioso”. Esta plantilla logro el ascenso a Primera División.
Quizá a partir de esta exitosa campaña se fijo en el la Real Sociedad y le ficho, debutando en competición el 27 de septiembre de 1931, en un encuentro contra el Zaragoza. Permanecería en el equipo “txuri-urdin” hasta la temporada de 1934/35 . También fue internacional con la Selección Española en una ocasión


Hemos hablado de porteros-carniceros, de porteros-remeros, de porteros ciclistas, de porteros-pelotaris, pero de lo que no hemos hablado aun (y eso que yo he conocido alguno de mi época, que también se dedicaba a la danza e incluso al ballet, lo que le concedía una soltura y elegancia en el terreno de juego fuera de lo normal), es de porteros bailarines. Tiburcio también fue “dantzari” (bailarín en euskera) en su tierra natal, no fue un problema para el (más bien una ventaja) compaginar el “Aurresku” (danza vasca) con el futbol, pero lamentablemente no puedo daros más datos. Pero por lo menos he podido dejaros constancia de él. Posiblemente algún amigo o familiar (suele pasarme a menudo) me escriba y me dé más datos, a lo que yo estaré muy agradecido.

EQUIPOS
  • Deportivo Alavés, 1930/31
  • Real sociedad, 1931/35   
Fuentes: www.eldiariovasco.com, www.bdfutbol.com, www.wikipedia.org, www.elenganche.com, www.dantzan.com y www.realsociedad.com
Fotos: www.realsociedad.com y www.dantzan.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada