lunes, 21 de septiembre de 2009

JOSE MARIA ECHEVARRIA (ECHEVA) AYESTARAN


Continuamos camino con otro gran guardameta vasco, Jose Maria Echevarria.
La historia de este portero me la ofrece mi amigo Benan Kortina, al que quiero agradecer su inestimable colaboracion en este blog, al que algun dia tendre que dar comision por su inestimable trabajo, dado que cada dia es mas dificil recopilar informacion sobre los porteros vascos y, a media que vamos avanzando nos quedan logicamente los que tienen menos en la web. Pero, repito gracias a este y otros amigos que me recopilan informes y fotografias podemos seguir adelante. Por eso quiero agradeceros vuestra colaboracion desinteresada.
Un renovado Athletic inició la denominada Liga de la paz 1939-40 con nuevas ilusiones y entusiasmos que pronto darían sus primeros frutos.

Les Corts. 22-02-42. C. F. Barcelona, 1 – Athletic de Bilbao, 2.




Magnífica intervención despejando el peligro con sus puños

En aquel Athletic de la postguerra, jugo un chaval de Algorta (Getxo) que pudo ser uno de los legendarios porteros del Athletic, un portero extraordinario si una lesión pulmonar no lo hubiese retirado, “Echeva” para sus compañeros de equipo, quien, en palabras de José María Mateos, fue un “gran portero de corta trayectoria pero brillante”,
Nació en el barrio de Alango (Algorta) el 30 de octubre de 1920. Realizó sus estudios primarios en las escuelas de San Ignacio y le empezó a gustar el fútbol desde muy niño. Empezó jugando de portero y no cambió nunca de puesto. El primer equipo que integró, teniendo siete u ocho años, fue el de la escuela de San Ignacio. Echevarría se fue haciendo portero jugando contra los de las escuelas de Romo, Lamiako y La Plaza de Algorta. Era tal su valor y desprecio por su integridad física que los de su barrio le pusieron el sobrenombre de “Pellejoduro”.

Su carrera deportiva empezó, sin gran formalidad, en el año 1933, en el campo de Fadura y, posteriormente, en 1935 -tenía a la sazón tan solo quince años de edad- jugó un torneo con los de Acción Católica de San Ignacio contra los Agustinos de Portugalete, el Patronato de Sestao, la Catequésis de Santurce, Acción Católica de las Arenas, Acción Católica de Erandio y los Diablos Azules de Lamiako. Fue en este torneo donde se reveló como portero de porvenir. Quedaron los de Algorta los terceros después de haber marchado en cabeza hasta el sexto partido. Alternando con este torneo, en el que participaron equipos de Getxo y Leioa. Este segundo torneo se disputó por el sistema de eliminatorias a un partido. Como se podía cambiar de un equipo eliminado a otro, cambió hasta ocho veces de equipo, jugando la final con el Puerto contra el Arsenal de la Cadena, que ganó aquél por cuatro a uno.

En 1936, del equipo de Acción Católica de San Ignacio pasó a ser portero titular del equipo Neguri, en la categoría de juveniles.
Después de la guerra y gracias al torneo amateur de finales del año 1937 organizado por el Athletic para recomponer el equipo, ingresó en el club rojiblanco como aficionado en el segundo trimestre del año 1938. En el mencionado torneo participó defendiendo los colores del S.E.U. de Getxo, equipo que quedó en quinta posición.

En este mismo año alternó su permanencia entre el Bilbao Athletic y el Athletic y en la temporada 1939-1940 ingresó definitivamente en el Athletic, equipo en el que permaneció hasta la temporada 1942-1943. Fue tristemente en esta temporada cuando inicia el abandono definitivo del fútbol debido a una dolencia pulmonar. Tuvo una vida deportiva efímera, pero que puede calificarse de sobresaliente. Era un jugador que daba todo lo que tenia en el terreno de juego y sin demasiadas florituras, una de sus mejores virtudes era el blocaje del balón, sus manos parecían tenazas.
San Mamés. 28-04-40. Athletic de Bilbao, 3 – Real Madrid, 1.



Echevarría, ante la mirada atenta de sus compañeros, blocando a la perfección un balón lanzado con peligrosidad.

Su primer partido oficial con el primer equipo fue el que se jugó contra el Atlético de Aviación en Madrid, el 18 de febrero de 1940 en el campo de Chamartín. En está ocasión el Athletic cayó derrotado por tres tantos a uno.

De forma resumida su palmarés deportivo:
Seleccionado cinco veces para representar a la Federación Bizkaina.
San Mamés. Equipo de cachorros del Athletic en junio de 1938:






De pie y de izquierda a derecha: Manu Viar, Bertol, Egusquiza, Idígoras, Kirstner, Echevarría, Larrazábal, Gamechogoicoechea (Gamecho), Lekue. Arrodillados y de izquierda a derecha: Lejardi, Díez, Saldaña, Nico Viar, Gardoy (Macala), Justel, Izaguirre y González.

Campeón regional de Bizkaia, con el Bilbao Athletic, en el año 1939, título que posibilitó al club participar en la Copa del Generalísimo del mismo año.

Subcampeón de Liga en la temporada 1940-41 (el Atlético de Aviación terminó la Liga con 33 puntos, y el Atlético de Bilbao –el Athletic tuvo que cambiar su nombre oficial el 1 de febrero de 1941 como consecuencia de la puesta en vigor de una disposición gubernamental– en segundo lugar, con 31.)
Portero menos goleado en la Liga española de la temporada 1940-41 (sólo en 24 ocasiones lograron batir su portería a lo largo de los 22 partidos –en cuatro le sustituyó Leicea– de la temporada, ¡doce menos! que al siguiente, el guardameta del Atlético de Aviación, Tabales, que encajó 36).

San Mamés. 29-12-40. Athletic Club, 4 – Hércules, F. C., 0.





Valiente intervención evitando el remate del delantero contrario

Campeón de Liga en la temporada 1942-1943 (tan sólo participó en tres partidos debido a su enfermedad).

Campeón honorífico de la Copa en la temporada 1942-1943 (no participó en ningún partido de Copa debido a su enfermedad).

Jugo 112 partidos, 14 con el Bilbao Athletic y 98 con el Athletic

Cinco veces seleccionado con el combinado nacional, siendo seleccionador Eduardo Teus:
12-01-1941 Portugal Lisboa Amistoso 2-2
16-03-1941 Portugal Bilbao Amistoso 5-1
15-03-1942 Francia Sevilla Amistoso 4-0
12-04-1942 Alemania Berlin Amistoso 1-1
19-04-1942 Italia Milan Amistoso 4-0

Tras su abandono obligado del fútbol y de los colores rojiblancos a los que defendió con todo su amor y profesionalidad, he aquí algunas de las declaraciones que se hicieron o se han hecho recientemente sobre él:

Raimundo Pérez Lezama, “Lezama” (compañero de equipo): “Gran compañero y gran amigo que se daba, a cambio de nada, al resto de los compañeros del equipo. Como portero, admiraba fundamentalmente tres facetas de él: el blocaje del balón, el despeje de puños y las paradas tan difíciles como inverosímiles que realizaba.”

Isidoro Urra (compañero de equipo): ”(…). Como guardameta y como persona fue extraordinario. Fue un verdadero amigo, con él siempre podíamos contar puesto que siempre fue lo suficientemente noble en todas las ocasiones, sin comparación posible con nada ni con nadie. Da la impresión de que todo esto parece y suena como la ocasión de alabar a una persona noble y honrada como fue en todo momento ‘Echeva’ y por esta razón tan sencilla: fue y aseguro que fue un joven digno de alabanzas. (…).”
La prensa tras su fallecimiento dijo de él: ”ECHEVARRÍA, el mejor portero de España de los años 1940 y 41. Espectacular, ágil, valiente, una enfermedad truncó su carrera. Uno de los puntales en los años de la postguerra

Falleció en Leza (Araba) el 25 de octubre de 1966.

Fuente y fotografias: Benan Kortina




1 comentario:

  1. Mi ama es de también Alangos y siempre le hemos oído hablar de como empezó haciendo la portería entre dos arboles en la plaza, hasta que llegó al Athletic.
    Gracias por este artículo tan documentado y completo sobre uno de los grandes porteros del Athletic.

    ResponderEliminar